Test Apgar: la primera prueba de tu bebé

El test de Apgar fue creado por la doctora Virginia Apgar en los años 50 y ha sido muy útil para reducir la mortalidad y las enfermedades en los recién nacidos.
0,0
0,0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)

En esta oportunidad compartiremos todos los detalles sobre el test Apgar, una prueba muy importante para conocer el estado de salud de tu bebé recién nacido.

El test de Apgar fue creado por la doctora Virginia Apgar en los años 50 y ha sido muy útil para reducir la mortalidad y las enfermedades en los recién nacidos. Es una prueba rápida y sencilla que se realiza por un médico, una enfermera o una comadrona, siempre sobre la madre para no interrumpir el contacto piel con piel.

A continuación, te explicaremos cómo se realiza, qué significa el puntaje en el test Apgar que se obtiene y qué ventajas tiene para tu bebé.

Asimismo, verás algunos consejos para prepararte emocionalmente para este momento y qué hacer después de la prueba.  Al final, encontrarás algunas preguntas frecuentes que te pueden ayudar a resolver tus dudas. Esperamos que te sea útil y que disfrutes de esta etapa tan especial de tu vida.

El significado de Apgar y las cinco áreas que evalúa

El test Apgar es un examen clínico que se realiza al recién nacido después del parto, en donde el pediatra, neonatólogo, comadrona (o matrona) u obstetra realizan una prueba en la que se evalúan cinco parámetros para obtener una primera valoración simple y clínica sobre el estado general del neonato después del parto.

Asimismo, el nombre de esta prueba viene de las siglas en inglés de los cinco aspectos que se valoran: A (apariencia o color de la piel), P (pulso o frecuencia cardíaca), G (gestos o reflejos), A (actividad o tono muscular) y R (respiración o esfuerzo respiratorio).

Cada uno de los cinco parámetros de la prueba Apgar se puntúa con 0, 1 ó 2 según el estado observado en el bebé, siendo 0 la peor puntuación y 2 la mejor. A continuación, te explicamos qué significa cada uno y cómo se puntúa:

  • Apariencia o color de la piel: si el color de la piel es azul pálido, el puntaje del bebé es 0. Si el cuerpo del bebé es rosado y las extremidades son azules, el puntaje es 1. Si todo el cuerpo del bebé es rosado, el puntaje es 2.
  • Pulso o frecuencia cardíaca: se evalúa con el estetoscopio. Esta es la evaluación más importante. Si no hay latidos cardíacos, el puntaje del bebé es 0. Si la frecuencia cardíaca es menor de 100 latidos por minuto, el puntaje del bebé es 1. Si la frecuencia cardíaca es superior a 100 latidos por minuto, el puntaje del bebé es 2.
  • Gestos o reflejos: se mide la respuesta a la estimulación, como un leve pinchazo. Si no hay reacción, el puntaje del bebé es 0. Si hay gesticulaciones o muecas, el puntaje del bebé es 1. Si hay gesticulaciones y tos, estornudo o llanto vigoroso, el puntaje del bebé es 2.
  • Actividad o tono muscular: si los músculos están flácidos, el puntaje del bebé es 0. Si hay algo de tono muscular, el puntaje del bebé es 1. Si hay movimiento activo, el puntaje del bebé es 2.
  • Respiración o esfuerzo respiratorio: si el bebé no está respirando, el puntaje es 0. Si las respiraciones son lentas o irregulares, el puntaje del bebé es 1. Si el bebé llora bien, el puntaje respiratorio es 2.

Test Apgar: la primera prueba de tu bebé

A continuación, tienes una tabla que resume las cinco áreas que evalúa el test de Apgar y los posibles puntajes que se asignan a cada una:
Área 0 puntos 1 punto 2 puntos
Color de la piel Azul o pálido Rosado, pero las extremidades son azules Cuerpo del bebé es rosado
Tono muscular Músculos flácidos, sin presencia de tono muscular Presencia de algo de tono muscular Presencia de movimiento activo del bebé
Esfuerzo respiratorio No respira Respiraciones irregulares, lentas y entrecortadas El bebé llora con fuerza
Frecuencia cardíaca No le late el corazón Menos de 100 latidos por minuto Superior a 100 latidos por minuto
Respuesta a estímulos o reflejos El bebé no reacciona Hace gestos o muecas con la cara Llora con fuerza, tose o estornuda

El puntaje total se obtiene sumando los puntos de cada área. Un puntaje mayor o igual a 7 indica que el bebé está en buenas condiciones y no necesita ayuda médica urgente.

¿Cómo se realiza la prueba y cuándo se obtienen los resultados?

La prueba Apgar la efectúa un médico, una enfermera obstétrica (comadrona) o una enfermera.

De este modo, el test Apgar se efectúa al primer y quinto minuto después del nacimiento del bebé. El puntaje en el minuto 1 determina cómo toleró el bebé el proceso de nacimiento. El puntaje al minuto 5 le indica al proveedor de atención médica cómo está evolucionando el bebé por fuera del vientre materno.

También, ayuda a medir cómo respondería el bebé en caso de realizar una resucitación justo después del nacimiento. En casos excepcionales, el examen se efectuará 10 minutos después del nacimiento.

Es decir, el proveedor de atención médica examina al bebé en las cinco áreas mencionadas anteriormente y suma los puntos obtenidos en cada una para obtener un puntaje total de 0 a 10. Los resultados se anotan en la historia clínica del bebé y se comunican a los padres.

La interpretación del puntaje: qué indica y cómo actuar

El examen de Apgar se basa en un puntaje total de 0 a 10. Cuanto más alto sea el puntaje, mejor será la evolución del bebé después de nacer.

De esta manera, un puntaje de 7, 8 ó  9 es normal y es una señal de que el recién nacido está bien de salud. Un puntaje de 10 es muy inusual, ya que casi todos los recién nacidos pierden un punto por pies y manos azulados, lo cual es común después del nacimiento.

A su vez, un puntaje bajo de 0 a 3 en el minuto 1 puede indicar que el bebé tuvo dificultades durante el parto y que necesita atención médica inmediata. Esto puede incluir oxígeno, masaje cardíaco, medicamentos o intubación.

Y, un puntaje bajo al minuto 5 puede sugerir que el bebé tiene problemas de salud o que necesita más tiempo para adaptarse al medio ambiente. Esto puede requerir una observación más cuidadosa o un traslado a una unidad de cuidados intensivos neonatales.

Es importante tener en cuenta que el test Apgar es solo una prueba inicial y no determina el futuro desarrollo del bebé. Un puntaje bajo no significa que el bebé tenga daño cerebral o algún tipo de discapacidad.

Del mismo modo, un puntaje alto no garantiza que el bebé esté completamente sano. La prueba Apgar debe complementarse con otras evaluaciones médicas más completas y con el seguimiento del crecimiento y desarrollo del bebé.

¿Qué ventajas tiene el test Apgar para la salud de tu bebé?

La prueba Apgar tiene varias ventajas para la salud de tu bebé. Algunas de ellas son:

  • Es una prueba rápida, sencilla y no invasiva que no causa ningún daño al bebé.
  • Permite identificar rápidamente si el bebé necesita algún tipo de intervención médica urgente para mejorar su estado.
  • Ayuda a evaluar la adaptación del bebé al medio extrauterino y su capacidad para respirar por sí mismo.
  • Proporciona información útil sobre la salud general del bebé y su respuesta al estrés del parto.
  • Facilita la comunicación entre el equipo médico y los padres sobre el estado del bebé.

Cómo prepararte emocionalmente para la prueba Apgar y qué hacer después

La prueba Apgar es un momento muy importante para ti y tu bebé, por lo que es normal que sientas nervios, ansiedad o curiosidad. Para prepararte emocionalmente para este momento, te recomendamos lo siguiente:

  • Infórmate sobre qué es la prueba Apgar, cómo se realiza y qué significa el puntaje. Esto te ayudará a entender mejor lo que está pasando y a tener expectativas realistas.
  • Confía en el equipo médico que atiende a tu bebé. Ellos son profesionales capacitados que harán todo lo posible por cuidar de tu hijo.
  • Mantén la calma y respira profundamente. Recuerda que la prueba Apgar es solo una prueba inicial y no determina el futuro de tu bebé.
  • Disfruta del contacto piel con piel con tu bebé si es posible. Esto favorece el vínculo afectivo, la lactancia materna y la regulación térmica del bebé.
  • Exprésale a tu pareja, familia o amigos tus emociones y sentimientos. Ellos te pueden brindar apoyo y consuelo en este momento tan especial.

Después de la prueba Apgar, puedes hacer lo siguiente:

  • Felicita a tu bebé por su buen trabajo. Dile cuánto lo quieres y lo orgulloso que estás de él.
  • Agradece al equipo médico por su atención y profesionalismo. Pídeles que te expliquen los resultados de la prueba Apgar y cualquier otra duda que tengas.
  • Continúa con la lactancia materna si es posible. La leche materna es el mejor alimento para tu bebé y le aporta muchos beneficios para su salud.
  • Aprende a conocer a tu bebé y sus necesidades. Cada bebé es único y tiene su propio ritmo de desarrollo.
  • Celebra este momento tan especial con tu pareja, familia o amigos. Comparte con ellos tu alegría y orgullo por tu bebé.

Preguntas Frecuentes

¿Qué pasa si mi bebé tiene un puntaje bajo en el test Apgar?

No te alarmes ni te culpes. Un puntaje bajo no significa que tu bebé tenga algún problema grave o permanente. Puede deberse a varias causas, como un parto difícil, una cesárea de emergencia, una anestesia materna, una prematuridad o una incompatibilidad sanguínea. Lo importante es que tu bebé reciba la atención médica adecuada lo más rápidamente posible y que sigas las indicaciones del equipo médico. Con el tiempo, es probable que tu bebé mejore su puntaje y se recupere.

¿Qué pasa si mi bebé tiene un puntaje alto en el test Apgar?

¡Felicidades! Tu bebé está en buenas condiciones de salud y se ha adaptado bien al medio extrauterino.

Es posible que tu bebé tenga alguna condición que no se detecta con la prueba Apgar, como una infección, una malformación o un problema metabólico. Por eso, es importante que tu bebé reciba otras evaluaciones médicas más completas y que le hagas el seguimiento regular a su crecimiento y desarrollo que indique el equipo de pediatría.

¿El test Apgar afecta al vínculo con mi bebé?

La prueba Apgar no afecta al vínculo con tu bebé. Al contrario, puede favorecerlo si se realiza de forma respetuosa y humanizada. La prueba Apgar se puede hacer sin separar al bebé de la madre, siempre que no haya ninguna complicación que lo impida.

De esta manera, se respeta el contacto piel con piel entre la madre y el bebé, que es muy beneficioso para ambos. El contacto piel con piel ayuda a establecer el vínculo afectivo de los tipos de apego, a facilitar la lactancia materna, a regular la temperatura corporal del bebé y a disminuir el estrés del parto.

Aplicaciones para tu salud y la de tu bebé

Caculadora de percentil de peso de Bebés

Otros artículos